27 de agosto de 2009

Esto no es para reir es para llorar...
Quizás los que vivan fuera de la Argentina se rían... de nosotros
.
Realmente lamentable.

2 comentarios:

  1. Es para llorar, es cierto.
    Acá los kioskeros venden medicamentos sin prescripción. Hay medicamentos de récipe morado, desde inicios del año no se permite la venta de antibióticos sin récipe firmado y sellado del médico...

    Pero igual el consumo es sin escrúpulos,s in control, el kioskero recomienda, las condiciones de preservaci´n de los medicamentos son las que ofrecen los kioskos, los blisters los venden detallados o venden las grageas sueltas...

    Y pregunto si será porque las farmacias están mal distribuidas en Argentina o si es asunto de cultura de la gente. Acá hay alguna cadena de farmacias que hace entregas a domicilios (pero siempre hay un monto total mínimo para hacer la entrega) en la zona en que se encuentre su tienda. Pero la gente no consigue hacerse de un "mercadito" de pastilals en lso kioskos...

    Tempra, Atamel, Buscapina, antigripales... no soy de las que compra allí: busco farmacias que tengan ofertas, tengo mi botiquin de "primeros auxilios" en casa y surtidito. En los kioskos se termina pagando más caro por lo mismo. Y prefiero no tener que salir de casa cuando algo me pasa: tengo un antidiarréico, un laxante, un antipirético y un antigripal, un digestivo y un antihistamínico de confianza. Todos fueron previamente recetados por un médico, y son de uso avalado por mi familia o por mi persona...

    Es un peligro, es un riesgo, automedicarse. Incluso teniendo 2 tías farmaceúticas, el auto-recetarse o auto-medicarse, si bien es tentador, tiene consecuencias apra el cuerpo.

    Prefiero prevenir que lamentar pero, si no hay más que lamentar, ir a un médico...

    ResponderEliminar

Por favor deja tu comentario. Gracias